martes, 17 de julio de 2012

Los recuerdos, duran para siempre.

Mantiene la fotografía en alto mientas se deja caer sobre la cama y una lagrima resbala por su pálida mejilla. Vuelve a mirar la foto, tal vez por ultima vez... Decide romperla pero no puede, algo en su interior le dice que no lo haga.
"Fue el pasado Julio, estaban sentados en la cálida arena de la playa, iluminados tan solo por la tenue luz de la luna mientras los labios de el recorrían cada milímetro de su cuello susurrándole un falso 'siempre'. Ella sonreía asintiendo y el la volvía a abrazar. 
Y isa pasaron, noche tras noche, sentados sobre la arena de aquella playa compartiendo cigarros sabor a melocotón y, seguramente, algo mas. Ella sabia que cometía un gran error confiando en el y en sus 'te quiero'. Pero algo en su interior le decía que podía hacerlo, al igual que ahora le decía que no rompiera la maldita fotografía que tantas veces la hizo llorar."
Se levantó de la cama y se acercó a la ventana. El viento, tan frió y tan triste le alborotaba el pelo. Su mirada, sola, bajo hasta la fotografía que aun sostenía sus manos. Ahí aun parecía tan feliz, lo era. ¿Y ahora?  Se dio la vuelta y se acercó al espejo que había en su habitación. 'Mierda ¿por que tuve que confiar en el?' se dijo a si misma y volvió a llorar. 

 Para ella, el fue tanto, y para el, ella tan poco.


4 comentarios: